Búsqueda personalizada
Calidad de Vida
Servicios Profesionales
de Interés
 www.casahabitat.com - Feng Shui Tradicional 2503132 visitas al jueves, 17 de agosto de 2017
Nuevo visitante
Regístrate como Usuario
Usuario registrado
Usuario

Contraseña

CALIDAD DE VIDA
Arq. Antonio E. Longo
Fengshui
Astrología China
Cálculos en Artes Chinas
Artículos
SERVICIOS
PROFESIONALES
Cursos
Cursos On Line
Auditorias Feng Shui
Proyectos
Cartas Astrales
SERVICIOS
GRATUITOS
Links Preferenciales
Foro de discusión
Buscadores
Encuestas
Noticias RSS
INFORMACIÓN
Predicciones Chinas
Fotografías
Vídeos
Arquitectura Radial
Contacto
ENTRETENIMIENTOS
Y OPINIONES
Libro de Visitas
Radio FM Internet
Juegos On Line

CURSOS
FENG SHUI



     



ANTONIO E. LONGO
El autor es Arquitecto, practicante e investigador Feng Shui.
Contáctelo
La inmutabilidad del cambio

Las observaciones de los antiguos sobre las influencias benéficas (o no…) de los sitios habitados, han producido algo más que una filosofía sobre el vivir. En nuestros días simplemente debemos observar la aplicación sistemática de los inmensos y ultramodernos rascacielos de las metrópolis asiáticas.

Esta doctrina se basa en la comprensión de la necesidad y búsqueda de una armonía profunda con la naturaleza, favoreciendo los flujos energéticos positivos (Sheng Chi) y oponiendo o eliminando aquéllos negativos (Sha Chi). Por consiguiente, Feng Shui es el estudio de las características de un ambiente (sobre todos cotidiano) que son influenciados positivamente o negativamente, con el propósito de conseguir un equilibrio correcto entre Yin y Yang, el primero sinónimo de energía pasiva, el segundo, de energía activa, complementario entre ellos.

Cuando decimos Feng Shui, literalmente decimos viento y agua. Además esto evidencia que todo aquello que nos rodea es energía que fluye, como el viento y el agua, y que nosotros debemos estar abiertos a las transformaciones que vienen a nuestro encuentro. La única cosa invariable es el cambio.
La antigua sabiduría oriental nos estimula a enfrentar las fortunas y las desventuras de nuestra vida, empujándonos a aceptar las nuevas realidades y siempre encontrar respuestas diferentes y convenientes a los cambios de las situaciones. En todas las culturas del mundo, nuestros antepasados eran conscientes del hecho de que la naturaleza que nos rodea es un organismo viviente.

Esto se representó simbólicamente con figuras serpenteantes, serpientes, dragones, etc., para subrayar el carácter fluido de la fuerza creativa natural. Los conceptos de Prana, la energía vital, soplo cósmico, Ki, Chi (Qi), traen todos el mismo principio: todo es energía. Y los nuevos descubrimientos de la física cuántica confirman que todo lo que nos rodea, visible e invisible, es energía y que el universo entero está sostenido por una forma de vitalidad.

A todo el mundo le ha sucedido que al entrar en un lugar, oficina o residencia se sintieron plenos de energía o bien, salir débiles o irritados. Los maestros que construyeron en el pasado nuestras iglesias, claustros, edificios públicos, suburbios, conocieron bien como posicionar mejor estas construcciones, para aumentar sus valores energéticos. Estos conocimientos no eran comunes a todos, pero si eran parte del equipaje cultural y espiritual de los maestro-arquitectos de ese tiempo.
El Feng Shui está basado en la teoría del Yin y el Yang que describen los fenómenos de nuestro universo como parejas ilimitadas de opuesto en continua relación recíproca. Cielo - tierra, caluroso - frío, masculino - femenino, externo - interno, claro - oscuro, son opuestos que se reúnen y donde el uno acaba empieza el otro en una rueda de cambio permanente.
Además se funda en el ciclo de los Cinco Elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua) y en la evaluación de las 8 orientaciones.

Estos conceptos, para nosotros occidentales muy complejos, son sumamente intuitivos y aplicables cuando concretamos una visión energética del hombre y su ambiente.
El Feng Shui se preocupa esencialmente del sistema energético de quién habita la Casa, analiza su individualidad e indica aquello que es mejor para él y para sentirse muy bien.

La Arquitectura alternativa podría ocuparse de utilizar materiales saludables sobre los componentes de la construcción, previendo efectos dañosos en la salud. El Feng Shui debería consagrarse al alma de la casa, y sugerir diversas soluciones prácticas para aumentar la armonía de quien la vive.
Más allá de las peculiaridades propias de la tradición china, este arte practicado durante siglos en China, Japón y Hong Kong, también es aplicable a nosotros, tanto para nuevas construcciones como en los cambios de edificios existentes.

Restituirles a nuestras cajas de cemento un alma, recuperar la relación con la naturaleza y sus energías, hacer hincapié en la habilidad del hombre para crear su propia salud, restableciendo la longitud correcta de onda con la energía circundante, significa hablar de Arquitectura habitable, a la medida del ser humano, Arquitectura que no crea solo objetos sino que atribuye a ellos un volumen invisible, pero palpable en términos de armonía y bienestar.

Noticias RSS
Regístrate en
CasaHábitat
Todos los sábados: Arquitectura Radial
11 a 13 hs. por
DEL PLATA ROSARIO
HERRAMIENTAS DEL USUARIO
Foro
Casa & Hábitat
   
Año del Conejo Dorado
 
-
Sitio diseñado para ver en 1024 x 768
©2001/12 Casa Hábitat.Com
Todos los derechos reservados.
Contáctanos