Búsqueda personalizada
 www.casahabitat.com - Predicciones: Buey de Tierra 2498435 visitas al martes, 25 de julio de 2017
Nuevo visitante
Regístrate como Usuario
Usuario registrado
Usuario

Contraseña

CALIDAD DE VIDA
Arq. Antonio E. Longo
Fengshui
Auditorias Feng Shui
Astrología China
Cálculos en Artes Chinas
Artículos
Encuestas
Fotografías
Consulta de Arquitectura
PROFESIONALES
Diseño y Armonía
Profesionales
Empresas Constructoras
Fabricantes
Proveedores
Oficios
Precios
SERVICIOS GRATUITOS
Links Preferenciales
Inmobiliarios
Buscadores
Publicación de Trabajos
Noticias RSS
INFORMACIÓN
Cursos
Cursos On Line
Noticias
Foro de discusión
Quienes somos
Publicidad
OPINIONES
Libro de Visitas
Tus Ideas
Preguntas y Respuestas
ENTRETENIMIENTOS
Predicciones Chinas
Radio FM Internet
Juegos On Line
Frase del Día
Vídeos

AÑO DEL BÚFALO DE TIERRA - ji chou

Según la Astrología china, los que nacen en el Año del Buey son "pacientes, hacen poco uso de la palabra e inspiran confianza en los demás".
Influenciado por el Buey, estas personas generalmente presentan extraordinaria tolerancia, paciencia y perseverancia. Otra característica importante para resaltar, es que el Buey es lento pero seguro, sin olvidar que es capaz de llevarse por delante lo que sea, con tal de llegar a su destino.
Estos animales son fuertes, pesados, callados y dóciles. El Buey es un animal de trabajo, que no mira hacia los lados, siempre avanza en línea recta.
En síntesis, el Buey era el animal de tiro por excelencia en la antigua China: la yunta de bueyes tiraba del arado y con su esfuerzo y sacrificio lograba dar forma al duro suelo.
Buey, en estos términos, significa “tirar para adelante”, empujar silenciosamente aún cuando todo parezca estar en contra. Crear y triunfar a través del esfuerzo, el mérito, la perseverancia y la paciencia, que lograrán que el duro y congelado suelo, suelte al fin su fuerza creadora y comience así la primavera.

Como persona nacida en el Año del Buey, estoy halagado de escuchar estas definiciones, porque siempre he admirado estas virtudes.
Sin embargo, en realidad, debo reconocer que me pongo impaciente a menudo, que a veces hablo demasiado y, por lo tanto, suelo pasar momentos difíciles.
La Astrología también suele decir de nosotros, los búfalos: “Tienden a ser intolerantes y excéntricos, y el enojo y la ira aparecen con facilidad”. Lo cual ha contribuído a que algunas personas me digan al oído, que tengo un temperamento horrible como un toro furioso.

En el año del Buey, hay que ser más tolerante y confiable.
Al igual que un Buey, hay que soportar, perseverar y trabajar duro sin queja para superar la crisis financiera y la recesión económica que ahora enfrentamos.

Ahora bien, este 2009 que inició, corresponde al Buey, signo de elemento Tierra, y cuyo elemento variable también es Tierra. Es la segunda de doce ramas terrestres; en chino se llama Chou y simboliza honestidad, rectitud, sinceridad y realismo.
Es el segundo signo del zodiaco chino. Al igual que su predecesor la Rata, se complementan, y significan un nuevo comienzo. El Buey se asocia con la construcción y es de acción lenta pero segura. Incluso más que el año pasado, todos debemos tomar buenas decisiones, ya que es probable que tenga consecuencias a largo plazo.

Hace 60 años, también año del Búfalo, y en plena crisis, la economía mundial se recuperó durante ese año, debido a decisiones racionales y una planificación cuidadosa.
Los que buscan beneficios a largo plazo, tengan un plan bien pensado y estén dispuestos a trabajar, seguramente encontrarán un gran éxito. No es año para improvisar. Hay que ir detrás de las metas de manera organizada y esquemática.
Si las lecciones del pasado se integran, el futuro trae armonía y buena fortuna en el hogar y en los negocios.

También puede ser un año de cuidado.
Es un año donde el sobrepeso será predominante.
Al ser un año tierra puede generar situaciones complejas y desagradables como corrupción, guerras de palabras, necedad, pleitos por defender creencias, y en fin, un año lleno de desacuerdos con pocas oportunidades de avance y crecimiento comunitario o nacional.
Un exceso del elemento Tierra puede traer pesadez, lentitud, exceso de conservadorismo, no nos permite avanzar, y por lo tanto no hay movimiento, no hay cambios.

Sin embargo, la Tierra también se caracteriza por ser un elemento generador de vida y si no nos dejamos arrastrar o atrapar por la apatía, la flojera y el tedio, podremos obtener muy buenos beneficios.

El año del Buey, entonces, es el que puede traer la primavera a nuestras vidas si de alguna manera tomamos el corazón de este noble animal y aprendemos su lección de "tirar para adelante" con sacrificio y trabajo duro.
La prosperidad nos hará personas felices, si está atrapada a través del esfuerzo, de la fortaleza, del sacrificio, del trabajo, de la perseverancia y de la paciencia.

Arq. Antonio E. Longo
Arquitectura y Feng Shui

Feng Shui Clásico
Regístrate en
CasaHábitat

 
 
Sitio diseñado para ver en 1024 x 768
©2001/09 Casa Hábitat.Com
Todos los derechos reservados.
Contáctanos